Presentación del Poeta Venezolano Francisco Alarcón

Nada mejor que las palabras usadas por Rosana Ordoñez en el bautizo del libro Alucinación para presentar a su autor: el poeta Venezolano Francisco Alarcón.

Las Alucinaciones de Francisco Alarcón
Por Rosana Ordóñez


Un libro de poesías
Es el otoño muerto
Los versos son las hojas
Negras en tierras blancas


Estos versos de Federico García Lorca tienen sabor a responso, el mismo que percibo a veces, cuando el dolor de esta tierra se apodera del poeta Francisco Alarcón. Poesías de enamorado y de perseguido. Cantos del alucinado mundo interior de quien padece una Patria balanceada entre la lucha y la desesperación.
Mi país se convirtió en hombres de palo,
Que esperan el holocausto gris,
La sangre transpira en triste expresión
Mientras se desborda la incontinencia culpable
El suelo se mueve en estos tiempos difíciles, nuestra vida es un manantial de angustias y alegrías, como alguna vez la describió Francisco, a quien conocimos en gesto solidario a través de la red virtual, en días de penurias, cuando perdimos el trabajo treinta y tres personas que trabajábamos en el canal 44 de Vargas. El poeta, navegante de sueños y tragedias y también experto en las rutas de Internet, me lanzó un salvavidas de auxilio al ofrecerme las páginas de su diario para expresar la rabia, el dolor y la angustia del acosado.
La solidaridad concreta se tornó en amistad. Ramón Hernández, colega periodista, me abrió las puertas de la enseñanza en la Universidad Santa María y Francisco Alarcón me transportó al mundo de Lorca, Pessoa, o Andrés Mata. La solidaridad sólo la entiendo si es afectiva, lo demás son coronas de muertos. No se ven ni se agradecen.
La Web ha permitido a Francisco convertirse en poeta popular, como jamás lo soñaron Pablo Neruda, o Andrés Eloy Blanco, quienes, de haber contado con un computador, se hubiesen arraigado al alma de sus lectores, con velocidad aún más vertiginosa. Y gracias a la criticada autopista de la información, diariamente comparto las alucinaciones de quien milita activamente por las causas de la vida, en una Venezuela convulsionada, pobre, exuberante y tropical. Llena de riquezas y de pobres.
Ese poeta comprometido con el entorno retorna con nuevos bríos ante las injusticias:
Un paso al frente emprenderá
Cuando la luz del día marque
Si es suyo el coraje,
Dónde está su valor, por Dios hombre de palo despabila ya….
En su soledad acompañada, cada día nos envía informes políticos y económicos, cifras, datos, resultados de encuestas, mientras su prolija producción poética nos acercan al sube y baja emocional de quienes angustiados vemos como agoniza el país que aún no nace.
Mis poemas mueren en la soledad de este país,
De ignaros y de hombres sin rumbos,
Con indiferencia apartan al pensante
Con presunción de casta que hubo en el pasado

Sus contrastes existenciales se abren paso entre cuentos, poesías, artículos de prensa, amores y desengaños, la presencia permanente de la madre, la desaparición del padre, los cambios políticos, la caída del muro de Berlín, el fracaso regional de la democracia ahogada en la corrupción, la lucha contra el gobierno de Hugo Chávez donde militan algunos de sus compañeros de lucha y a la cual se incorpora como militante del Movimiento Republicando, inmerso en las contradicciones que nos arropan a todos.
Los años de lectura, el inicio en la literatura romántica, lo transforman en Rolando o Rodrigo Díaz de Vivar, y lo llevan a William Shakespeare, a su juicio, el gran intérprete de la naturaleza humana. En ese recorrido, nos regala un Diagnóstico sobre el transporte, Crónicas de Caracas, Cuentos del Gallero, Poesías y Ensayos. El mundo íntimo en los poemas, el compromiso social en columnas periodísticas en los mejores diarios: El Nacional, El Mundo, Tal Cual, El Globo, Ultimas Noticias, Abril, 2001. En el Exterior, Wall Street Journal y el mundo a través de su página web Publicaciones Francisco Alarcón.
Sueños de Agua, Segundos Aires, Gitanerías 2003, Ven Niña, lo llevan a mostrar sus Alucinaciones, gracias al apoyo reiterado de Editorial Vismar, empresa que creen en quienes piensan y comprende que la poesía está en el alma latina, con raíces tan fuertes como las canciones de cuna, los besos de cerezas, los mangos de los niños y las luchas por la Libertad.
Vuelvo a Lorca, ¿por qué Francisco Alarcón tus poetas me llevan a Lorca?
El poeta es un árbol
Con tiempos de tristeza
Y con hojas marchitas
De llorar lo que ama

El poeta comprende
Todo lo comprensible
Y a cosas que se odian
Él, amigo las llama
El 18 de octubre de este año me pide ayuda , por Internet, para promover el Movimiento Republicano factor político integrado por gente idealista y sincera que busca vías para lograr salidas diferentes a las crisis agobiantes. Un poco molesta le escribo:
Te prefiero como poeta que como político.
Francisco responde:
Todos los poetas tuvieron en su vida un momento (inexcusable) para involucrarse en la política: cuento contigo (lo sabes).

Y aquí estamos, tus muchísimas amigas y admiradoras, tus amigos, celebrando tu alma de poeta, tu idealismo, tu capacidad de trabajo, la voluntad para sobreponerte a ti mismo, y compartir las Alucinaciones de este mundo que no escucha el clamor de los años sesenta, cuando pedimos en coro que parase para podernos bajar.
Cuando ya no seas mi huella,
Sino un epitafio simple y puro
Volveré a quererte
Como añora un profano a su santo


Página Web http://www.poesias.venezuela.com

1 comentario:

e dijo...

mencionar a Pessoa como partidario de un movimiento político, me parece que nada tiene que ver con sus pensamientos, por poner un ejemplo:

"He nacido en un tiempo en que la mayoría de los jóvenes habían perdido la creencia en Dios, por la misma razón que sus mayores la habían tenido: sin saber por qué. Y entonces, porque el espíritu humano tiende a criticar porque siente, y no porque piensa, la mayoría de los jóvenes ha elegido a la Humanidad como sucedáneo de Dios. Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado. Por eso no he abandonado a Dios tan ampliamente como ellos ni he aceptado nunca a la humanidad. He considerado que Dios, siendo improbable, podría ser, pudiendo, pues, ser adorado; pero que la Humanidad, siendo una mera idea biológica, y no significando más que la especie animal humana, no era más digna de adoración que cualquier otra especie animal."

Libro del desasosiego
Heterónimo: Bernardo Soarez

Fernando Pessoa

saludos