Nada

Estoy sin familia,
diríamos que enfermo pero con ganas de vivir,
sibarita sin inclinaciones materiales.
En un estadio de soledad,
no escribo sino de lo que quiero, se me olvidó la sílaba para los artículos de opinión
Es cuestión de ética y estética, no quiero pertenecer a ese circunloquio de la mediocridad.
Pertenezco a ese mundo pero no lo comparto sino en su medula de supervivencia
No creo en la ambivalencia política, me olvidé de los fusiles que proveen la libertad
Mi  Patria sucumbió hace rato sin que tenga que dividirla en porciones que  algunos usan
Soy del universo nuevo que no necesariamente entrega el Internet con sus vicios y virtudes.
No me considero un teclado ni un procesador, soy hombre de paz y amor
No le temo a la muerte, la reverencio
No tañe mi vida un solo ósculo con pasión sino muchos de ellos en los lugares predilectos
La existencia me dispensó de ese espacio infinito para la meditación llamado soledad,
no pido que me arrullen, busquen ni que me toquen.
Prefiero hacerlo yo.
Cuando halle de nuevo mi musa con ardor se los anunciaré
llenaré estas páginas con atrevimiento de mis propias vivencias y aprendizajes
amores que retoñan, amores que no volverán?  pero sin ellos no hay nada que buscar.
sexo sin amor es protervo y embaucador
sexo con amor es el credo del alma, del apasionamiento
su emanación me enloquece, su cuerpo es real, sus sentimientos se involucran en ese juego sin final que, me lleva a pensar que estoy vivo aunque el mundo se encuentre deshecho.
Voy repasando en todo lo que me rodea y  he visto durante tantos años
Espero que la vida me depare algo bueno antes de terminar
Ahora todo es nada, como es nada la humanidad, sin amor tampoco hay creación
Y los inventos se diluyen en los instrumentos pasando de moda raudamente

2 comentarios:

Alejandro Alarcon dijo...

Gracias por compartir primo muy bello y muy cierto.......hay un dicho que dice nada humano me es ajeno...un fue abrazo y sigue con amores tu vida........siempre...Alejandro

Dayana Duzoglou dijo...

Bellas reflexiones, gracias por compartir, por enseñar siempre, por ser la esencia de los grandes como Withman, Shakespeare y Heráclito que hablan a través de tu complea e infinita alma de poeta.